Los metales refinados son de gran valor, de volumen denso, son fáciles de guardar y no son perecederos. Los mercados de metal líquido permiten un almacenamiento de valor, el cual es independiente de cualquier banco central.

Did this answer your question?